La inflación, las dificultades de acceso a la vivienda y el alto precio de la energía lastran a los hogares más vulnerables.

Comentarios desactivados en La inflación, las dificultades de acceso a la vivienda y el alto precio de la energía lastran a los hogares más vulnerables. 694
Comparte!
El informe 'Estado de la pobreza en Galicia 2023' revela que 636.000 personas, el 23,6% de la población gallega, estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2022, cifra inferior a la del año anterior.
Los datos reflejan el proceso de recuperación tras la pandemia de COVID-19, los efectos de la inflación y las consecuencias provocadas por la guerra de Ucrania, pero también el relativo éxito de las medidas de choque contra la pobreza, tanto a nivel estatal (ERTE o Ingreso Mínimo Vital) como en la Xunta (mantenimiento de la RISGA o, sobre todo, la Tarxeta Básica), ayuntamientos y organizaciones del Tercer Sector de Acción Social.
La inflación, el aumento del precio de los combustibles y de la energía eléctrica y especialmente las dificultades para acceder a la vivienda agravan la Privación Material y Social Severa que se sitúa en el 6,3% de la población, ligeramente superior a la cifra del año anterior (6,2%) al contrario que la tendencia estatal.

En el 2022, 636.000 personas, el 23,6% de la población gallega, estaban en riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE en inglés), 42.000 menos que en el año anterior, pero esta tasa podría llegar a casi la mitad de la población llegando al 48,6% si no existiesen transferencias públicas (Estado, Xunta o ayuntamientos) en Galicia.

Esta es una de las conclusiones del XIII informe "El estado de la pobreza en Galicia 2023 (DESCARGAR AQUÍ), que se hizo público en un acto con la Valedora do Pobo de Galicia, en el que estuvieron presentes representantes de los tres grupos políticos del Parlamento y responsables de entidades del Tercer Sector Social de Galicia. Está elaborado en el marco del informe «El Estado de la Pobreza» de EAPN España con un análisis exhaustivo del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en base a la Encuesta de Condiciones de Vida 2023 (ECV) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los indicadores, especialmente el de pobreza, se mantienen por debajo de los del conjunto del estado, donde la tasa AROPE se reduce del 27,8% en el 2021 al 26% en el 2022. Con la disminución de más de 44.000 personas de la tasa AROPE desde el 2015, se avanza en la meta del Plan Estratégico de Galicia 2022-2030 de reducir en el 2030 al 14% la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social. Pero pese a esto, Galicia se mantiene lejos de cumplir lo acordado en la Agenda 2030, para la cual, en el 2022, tendria que haber unas 114.000 personas menos en situación de riesgo de pobreza y/o exclusión social..

Se reduce la tasa de pobreza femenina pero crece la brecha de género. De las 636.000 personas que en el 2022 estaban en riesgo de pobreza y/o exclusión social, 287.000 eran hombres (24.000 menos que en el año anterior, 1,8 puntos) y 348.500 mujeres (18.500 menos, 1,3 puntos), lo que afecta especialmente a los hogares monoparentales (49,2%) o de personas mayores solas.

El riesgo de pobreza y exclusión infantil y juvenil disminuye notablemente pero siguen teniendo las tasas más elevadas por grupo de edad, el 24,7%, en 2022. Al contrario de lo que ocurre con el grupo de mayores de 64 años, que es el único grupo de edad en el que aumenta la tasa AROPE (23,1%, 3,6 puntos más que el año anterior) y, por lo tanto empeora su situación. Sin embargo, sigue siendo el grupo con la tasa más baja.

La tasa de pobreza para las personas que viven en hogares con menores es 24,4%, 5,9 puntos menos con respecto al año anterior, lo que reduce la amplia diferencia que se detectaba el año pasado con el resto de personas, al contrario de lo que ocurre en los hogares sin menores cuya tasa aumenta del 21% al 22,9%.

En las zonas urbanas y rurales se registró una disminución de la tasa AROPE en el último año, del 23,4% y 24,2%, respectivamente y la tasa AROPE cruzada por hábitat tendió a igualarse en las dos categorías territoriales en las que se divide.

El análisis de cada uno de los tres indicadores que componen la tasa AROPE (Riesgo de pobreza, Baja intensidad de trabajo y Carencia material Severa es el siguiente):

Riesgo de pobreza

La tasa de pobreza gallega desciende y pasa del 20,2% al 18% en 2022, unas 485.000 personas, de las cuales más de 261.000 son mujeres y 224.000 son hombres. La tasa de pobreza de Galicia ha descendido 2,2, puntos, lo que supone dos años consecutivos de reducción de este indicador y sitúa el dato gallego 2,4 puntos por debajo de la media estatal.

La tasa de pobreza severa (con unos ingresos mensuales máximos de 560 € en un hogar de una persona o 1.177 € en un hogar de dos adultos y dos niños o niñas) también disminuyó, en Galicia fue del 6,8%, 2,1 puntos por debajo de la cifra nacional. Con respecto al año pasado, la tasa de pobreza vuelve a caer (2 puntos) más de lo que lo hizo en 2021 (0,6 puntos) y más de lo que lo hizo el dato estatal , en 1,3 puntos.

 

Si no hubiera transferencias públicas (Estado, Xunta o ayuntamientos) en Galicia, en 2022 la situación de pobreza se extendería a casi la mitad de la población llegando al 48,6%. Además, si no se tienen en cuenta las pensiones de jubilación y supervivencia y sólo el resto de transferencias sociales, la tasa de pobreza alcanzaría casi 226.000 personas más, el 26,4 % de la población gallega.

Baja intensidad del empleo en el hogar (BITH)

El 9,5 de la población menor de 65 años residente en Galicia, es decir, en torno a 188.000 personas viven en hogares con baja intensidad de empleo (en los que se trabaja menos del 20% de su potencial de empleo).

La cifra supone un descenso de 0,7 puntos respecto al año pasado, lo que se traduce en más de 15.000 nuevas personas que ya no se cuentan en este indicador.

Por otro lado, en la tasa BITH por sexo en el 2022 aumentó la brecha de género, debido a que el descenso en el último año de 1,2 puntos de la tasa masculina que se sitúa en un 8,3% no se produjo en la femenina que alcanzó un 10,6 % y que solo cayó 0,2 puntos. En 2022 hay casi 106.000 mujeres en BITH y 82.000 hombres.

Privación material y social severa

En Galicia, se registra un ligero aumento de la tasa de Privación Material y Social Severa, alcanzando el 6,3%, unas 170.000 personas.

Este dato, el de cálculo más reciente, es preocupante porque por un lado ya refleja el impacto de la crisis motivada por la inflación, el encarecimiento de los combustibles y especialmente las dificultades de acceso a la vivienda, pero por otro lado también detecta la relajación de las medidas para luchar contra la pobreza y la exclusión social como la Taxjeta Básica.

Empeoran 11 de los 13 ítems que componen este indicador. Aumentan las personas que no pueden permitirse mantener la vivienda a una temperatura adecuada alcanzando el 19,4 %, aquellas personas que no tienen la capacidad para afrontar gastos imprevistos que pasa de un 24,7% a un 29,7%, o el aumento de personas que no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días, que aumenta del 2,1 % al 4,4%.

Aumenta, también la población que experimenta dificultades para llegar a fin de mes, sumando un 44,3%.

Pobreza y pensiones

En el 2022, 364.814 gallegos y gallegas reciben una pensión con un importe inferior al mínimo considerado para no ser pobre (721€ al mes), el 47,4% del total. Y un 20,5% de ellas se encuentran en pobreza severa, lo que supone un total de 158.038 personas.

Un dato positivo es que ha disminuido el número de personas con pensiones de viudedad – la inmensa mayoría correspondientes a mujeres- que tienen un importe por debajo del umbral de pobreza, pues pasaron de una tasa del 63,8% en 2021 al 60,5% en 2022 y una tasa de pobreza severa del 38,1% al 37,2%.

A pesar de esto, la situación en Galicia es bastante peor que a nivel nacional., 11,6 puntos peor, pues la media nacional establece que 35,8% del total de prestaciones que reciben las personas pensionistas se encuentran por debajo del umbral de la pobreza. La cifra del umbral de la pobreza severa también es más elevado en la CCAA, ya que a nivel nacional se ubica en un 14,7% del total de las pensiones percibidas en España.

Desigualdad y reparto de la renta entre la población

La reducción de la tasa de pobreza y las medidas de apoyo a las clases media y baja han permitido mejorar los indicadores de desigualdad. El índice Gini gallego baja cinco puntos hasta alcanzar el valor 28, y se mantiene inferior al índice estatal, en concreto a 4 puntos de este último, siendo el gallego el segundo más bajo de 2022.

La emergencia de la vivienda se agrava

Todos los indicadores certifican la continua emergencia residencial y de acceso a una vivienda digna, adecuada y accesible: el 24,5% de las personas en situación de pobreza dedica más del 40% de su renta disponible a gastos de vivienda y en el 2022 los hogares con retrasos en el pago de sus gastos de vivienda volvieron a aumentar, pasando del 9% en el 2021 al 9,4%.

Además, el aumento de los precios de la energía debido a la guerra en Ucrania., la elevada inflación y el aumento de los precios de acceso a la vivienda, aumentan el número de personas que no pueden permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada. del 13,1% en el 2021 al 19,4% en el 2022.

Claves de futuro en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. ¿Por qué frenar?

El informe se presentó en un acto con la Valedora do Pobo de Galicia, María Dolores Fernández Galiño y representantes de grupos parlamentarios, plataformas del Tercer Sector de Acción Social y entidades miembro de EAPN Galicia.

En este acto, la presidenta de EAPN Galicia, Ana Pardo quiso reconocer el papel mostrado por el conjunto de las diferentes administraciones en la lucha contra la pobreza y la exclusión: "Hoy habría 711.000 gallegas y gallegos en la pobreza y no 485.000 si no hubiera existido el compromiso político y presupuestario tanto del Gobierno central (con medidas como los ERTE o el Ingreso Mínimo Vital) como de la Xunta asegurando la RISGA o implantando la exitosa Tarxeta Básica o la educación universal y gratuita para niños y niñas de 0 la 3 años."

La presidenta de EAPN Galicia alertó de que "No existe una razón económica objetiva sino una decisión política equivocada de no aumentar los presupuestos regionales dedicados a implementar medidas de emergencia para el acceso a productos básicos o la RISGA.. No es admisible llevar más de 600 días incumpliendo la Ley de Impulso Demográfico sin implantar el urgente plan de apoyo a las familias monoparentales ( el 49,2% siguen en la pobreza) o para garantizar el acceso a las viviendas dignas y accesibles

Ana Pardo. Presidenta de EAPN Galicia. María Dolores Fernández. Valedora do Pobo y Xosé Cuns. Director EAPN Galicia

Este agravamiento de los indicadores vinculados con la emergencia de acceso a una vivienda digna y asequible. obliga a"reiterar lo que afirmó mi predecesora Eloina Ingerto en el Parlamento: a la Consellería de Política Social o a los departamentos municipales de Servicios Sociales podemos pedirles que hagan política… pero no que hagan magia, asumiendo competenciass que no les corresponden, como la de suplir los escasos presupuestos de vivienda en Xunta y municipios.

Ana Pardo también quiso agradecer"a las y los profesionales y voluntarias que se dejaron y se dejan la piel para defender los derechos y la dignidad de las personas más vulnerables.: en los servicios sociales comunitarios, en la Consellería de Política Social pero sobre todo en las organizaciones del Tercer Sector de Acción Social, buscando soluciones para paliar esta realidad

"Pero la gratitud ya no es suficiente. Cuando desde las entidades del Tercer Sector de Acción Social y desde redes como EAPN Galicia reclamamos el Diálogo Civil, queremos que se reconozca nuestro papel como organizaciones creadoras de valor económico, social y de empleo y que son, de facto, imprescindibles y garantes del sistema de servicios sociales y de acceso al empleo y a la vivienda.

Organizaciones sin ánimo de lucro pero con una complejidad de gestión, organización y calidad superior en muchos casos a las empresas que sí la tienen. Y en la mayoría de los casos con endémicas dificultades de financiación,, inseguridad jurídica y exigencias burocráticas absurdas que limitan la eficacia del trabajo con las personas en situación de pobreza o exclusión."

DESCARGAR XIII INFORME DEL ESTADO DE LA POBREZA 2023

 

Presentación: El estado de la pobreza en Galicia 2023 #PobrezaGalicia

Artículos similares

CONTACTO

Pza. Camilo Díaz Baliño, 17
(Centro de negocios ESMARTA)
Santiago de Compostela
15704 A Coruña
Teléfono: 698 12 71 10

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando usted está dando su consentimiento a la aceptación de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesclick en el enlace para obtener más información.

ACEPTAR
Aviso galletas